Algunos carnívoros podréis pensar que dedicar nuestro primer artículo al pollo, no es comenzar con la carne más sabrosa y selecta. Quizás esperábais un chuletón de buey madurado, pero si lo pensáis un momento, el pollo: el rico pollo, es una de las carnes más saludables, más versátiles de cocinar y que más gusta a la mayoría de miembros de una familia.
Una receta de pollo siempre queda bien: entero, jamoncitos, alitas, pechugas, empanado, al horno, en pepitoria, frito o el curioso sistema empleado en el levante español: a l’ast.

receta pollo, razas de gallina y su consumo en España

Para apreciarlo en toda su plenitud, los carnívoros deberemos saber que antes del pollo fue la gallina, (y aún antes el huevo, o no, pero eso ya lo hablaremos en otro post), y que existe una gran variedad de razas de gallina, algunas dedicadas específicamente a ser ponedoras, otras destinadas a carne, incluso las hay meramente ornamentales. Hoy dedicaremos este post a las destinadas a la cazuela.

En función de las modas, sí, las modas también cambian los cánones de producción, ahora, por ejemplo, el consumidor aprecia una carne de pollo de color amarillo, en lugar de demasiado blanca, o prefiere grandes muslos en lugar de pechugas amplias. Sí, en función de la preferencia del consumo se crían en nuestro país razas autóctonas o foráneas, entre las que encontramos las razas americanas: Cornish, Plymouth Roch, Rhode Island, inglesas: Sussex, Orpington, asiáticas: Cochinchina, Brahma, francesas: Moudans, La Fleché, Feverolles y las deliciosas razas españolas : Catalanas, Cara Blancas, Minorcas, Andaluzas, etc.

9 de cada 10 pollos que vemos en los mercados están criados en España, independientemente de la raza que sea, su consumo mayoritario es en fresco en un 99%, aunque comienza a verse también congelado.
El pollo es la segunda carne más consumida en nuestro país, tras el cerdo, y supone un 20% de la producción cárnica nacional siendo España el  segundo país productor de carne de pollo de la Unión Europea.

Hasta no hace muchos años, el consumo de pollo era considerado en España un lujo excepcional al alcance de muy pocos. Era el plato favorito para celebraciones familiares y días de fiesta. Desde hace ya unos años, el
pollo ha pasado de ser un producto de lujo a convertirse en la carne fresca con mayor valor proteínico, menor grasa y más asequible más demandada en nuestro país.

Unas  vez en nuestra cocina, entero o por partes, se puede cocinar y combinar en mil recetas diferentes. En próximos post os daremos algunas ideas.

Hasta pronto, carnívoros!

Comentarios


× 9 = sesenta tres

Siguenos el rastro 2.0

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed

Entradas recientes

Despiece carnívoro

Categorías

Logo somos carnívoros con las partes del tocino
http://twitter-widget.com/blog/packages/