Es una receta fácil, con ingredientes sencillos pero combinados de un modo muy curioso. Vamos a utilizar pecho de cordero, un horno, manzanas y vamos a hacer un allioli de manzana y miel. Que nadie se asuste, esta sección se sigue llamando Recetas MUY FÁCILES.

Lo primero que tenemos que hacer es acudir al Cash&Carry de Carnes Ros en Benicarló -Castellón- (al menos es lo que yo hago siempre), y conseguir es pecho de cordero, si viene en bandejas con cuello, no importa, la receta saldrá perfecta.

Ya os comenté en otra receta de Caldereta de Cordero lo sabrosa y económica que es esta carne y sus valores nutricionales.

Después necesitaremos los siguientes ingredientes para 4 personas:

1 kg. de pecho y/o cuello de cordero

3 manzanas

2 cebollas tiernas

1 vaso de vino tinto

Ajos y Laurel

Aceite, sal.

Para el allioli de Manzana y Miel.

1 manzana

1 diente de ajo

1 huevo

1 cucharadita de miel

Aceite de oliva suave

Mientras precalentamos el horno a 180º cortamos las cebollas en juliana y las extendemos en una bandeja de horno a la que previamente habremos puesto un chorrito de aceite de oliva. Pelamos y descorazonamos las manzanas, las cortamos en rodajas un poquito gruesas para que no se nos deformen y las sumamos a la cama de cebolla. Sobre ella pondremos la carnes, los ajos, una hojita de laurel, otro chorrito de aceite y sal. Al horno!

Mientras se va horneando el cordero, nos podemos tomar el vino, jeje. Bueno, tendremos que dejar otro vaso para el cordero que pondremos un poco más tarde.

Cortamos en rodajitas la manzana que habíamos separado para el “allioli” de manzana y le damos un golpe de calor en el microondas, un par de minutos a máxima potencia y ya veréis que quedan cocinadas. En el vaso de la batidora ponemos un huevo, un diente de ajo, una cucharadita de miel una pizca de sal y la manzana, ojo, que esté fría, no queremos inventos con el huevo el calor. Batidora hasta abajo del vaso y batimos mientras echamos aceite hasta lograr la emulsión.

Un en momento tendréis una “allioli” de manzana y miel realmente curioso, que nos puede servir para napar el cordero. Eso sí, dado que es una combinación que puede extrañar a algunos, mejor déjalo en la mesa y cada uno que se sirva al gusto.

Cuando el cordero haya pasado una media hora en el horno, le añadimos el vaso de vino y, quizás, nos sirvamos otro nosotros, jajaja. Dejamos hornear otra media hora y…

Y listo! Emplatamos y servimos.

Una receta fácil y sabrosa, con un sabor diferente que seguro sorprende a tus invitados. Nos vemos pronto, carnívoros!.

Comentarios


8 × tres =

Siguenos el rastro 2.0

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed

Entradas recientes

Despiece carnívoro

Categorías

Logo somos carnívoros con las partes del tocino
http://twitter-widget.com/blog/packages/