Pierna de Cabrito del Maestrazgo al Horno

Aprovechando que estos días en mi carnicería favorita, el cash&carry de Carnes Ros, tienen una buenísima oferta en Cabrito del Maestrazgo, he comprado dos corderos completos que ya he organizado en sus diferentes partes en mi congelador para disfrutarlos como y cuando quiera.

Hoy voy a cocinar tres de sus piernas, como somos tres en casa estos días, considero que cada una de ellas es la ración perfecta para gozar este sabroso y tradicional bocado. Cabe recordar que el cabrito no supera los 4 meses de edad y que si le añadimos el apellido “del Maestrazgo” estamos hablando de una carne muy apreciada destinada a los paladares más exigentes.

Ingredientes:

Pocos. Como vamos a cocinar la pierna entera no necesitamos que el carnicero le haga cortes con el machete. De esta manera luego nos resultará más jugosa y no nos quedará seca. Prepararemos la pierna de cordero tal y como se hace en un auténtico asador, salvo por el horno de leña, claro.  No utilizaremos ni muchos ingredientes ni sofisticados aderezos, bastará con un poco de agua para el horneado y sal para la carne. En realidad no necesita nada más, aunque yo le he puesto unos ajos, he aplastado unos tomates y acompaño el asado con una patatas abiertas para que se cuezan en ese jugo. No me digáis que no es una receta para chuparse los dedos.

Preparación

Lo primero que haremos será precalentar el horno a una temperatura alta, unos 250º C.

Salpimentamos la carne por ambos lados. Colocamos la pierna en una fuente para horno, bajamos la temperatura del horno a 160º. Vertemos el vaso de agua en la base de la fuente y metemos en el horno. La carne irá soltando su jugo sobre el agua e irá formándose poco a poco la salsa. Durante el proceso podremos apreciar cómo va goteando la carne. Para este tamaño y peso la tendremos 1 hora y 10 min.

Cada 20 minutos abrimos la puerta del horno y vamos hidratando la carne con la salsa que se va formando. Los últimos 20 min de horneado damos la vuelta a la pierna y colocamos la parte exterior de la pieza hacia arriba. Subimos la temperatura a 180º y regamos con la salsa. Así conseguiremos que nos quede crujiente la piel de la pierna, mientras que el interior quedará bien jugoso. Finalizado el tiempo total retiramos del horno y servimos en la mesa.

Acompañamos con las propias patatas de la cocción y la salsa, si lo prefieres, este tipo de asados también agradece una buena ensalada mediterránea. Hasta pronto carnívoros!

Comentarios


cuatro × = 24

Siguenos el rastro 2.0

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed

Entradas recientes

Despiece carnívoro

Categorías

Logo somos carnívoros con las partes del tocino
http://twitter-widget.com/blog/packages/