Esta es una receta muy fácil de verdad y además muy rápida si empleamos una olla expres. Nooo, calma, también he pensado en aquellos que no tienen una o se hacen un lío con la goma o la válvula o piensan que una olla a presión es poco menos que una bomba en la cocina. Tranquilos todos, la vamos a hacer al modo tradicional, nos llevará más tiempo, pero saldrá muy rica y muy tierna, ya verás.

Si así en frío me pides que te recomiende una pieza de ternera buena para guisar, te voy a aconsejar que uses garreta o morcillo, a mi me encantan. Pero como también me encantan las promociones de mi carnicería favorita, el Cash&Carry de ROS , he aprovechado unos tacos de “ternera para guisar” que he visto en su mostrador. Son partes de aguja o falda, aunque también puedes encontrar otras partes finales de piezas a las que ya se les han hecho los cortes “bonitos” y se presentan ya cortadas en tacos, como las puntas de solomillo, un chollo, o sea.

 

Ingredientes, 4p:

 

  • 1/2 kilo de ternera para guisar en tacos
  • 1 cebolla grande
  • 1 ajo
  • 100 gr de almendras tostadas
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 3 patatas para guarnición
  • Aceite, sal y pimienta

Cocinando nuestra ternera

Comenzamos poniendo un poco de aceite en una cacerola amplia, y algo profunda, donde vamos a cocinar este guiso hasta el final. Una vez el aceite caliente doramos la carne aún sin poner sal.

Esto nos permite sellar la carne y que mantenga en si interior parte de su jugo. Si notas que se agarra un poco al fondo, no te preocupes, cuando sigamos cocinando todo eso se soltará convertido en sabor rico, rico…

Una vez la carne dorada, añadimos la cebolla picada y un diente de ajo bien picadito también. (Nota para vagos: en el super encontrarás tanto la cebolla como el ajo ya picados en el lineal de congelados ;) ). Verás que la cebolla comienza a sudar, buen momento para añadir un poco de sal y pimienta, al final rectificaremos si fuese necesario.

Con la cebolla ya pochada, verás que se pone casi transparente, añadimos el vaso de vino blanco y dejamos evaporar un poco el alcohol. Le ponemos el laurel y cubrimos un poco con agua.

Tapa y cuece a fuego suave durante una hora y media como mínimo o hasta que la carne esté tierna. Agrega algo más de agua, o mejor caldo si ves que se consume demasiado, cuida no quede seco.

Pasada una hora y media de cocción machacamos las almendras finamente, también podemos añadir al majado una rebanada de pan tostado que nos servirá para ligar la salsa, tomamos un par de cucharadas del mismo caldo de la cocción y removemos esta picada para añadirla al guiso. Dejamos cocer media hora más, ya casi estamos!

En olla aparte preparamos un puré de patatas, aunque también puedes hacer otros tipos de guarnición, a mi me gusta el puré. (Nota para vagos: existen copos de patatas para hacer puré instantáneo).

Presentamos nuestra Ternera en Salsa de Almendras y nos preparamos para escuchar vítores y aleluyas por un guiso rico, que llevo oliendo muy bien desde hace más de dos horas.

Como suele ocurrir con estos guisos de carne, seguramente estará muy buena al día siguiente, pero, ¿quién puede esperar?, ñam!!

Os recomiendo de verdad esta receta de ternera, resulta una carne jugosa que es muy agradecida y además su precio muy económico, la hace estupenda para dar de comer a la familia, o quedar de fábula con invitados, sin que se resienta nuestro bolsillo.

Si te sobra, guárdalo tapado en la nevera. De un día para otro, se acentúan los sabores y resulta todavía más bueno.

 

Qué aproveche, carnívoros!

Comentarios


× 6 = treinta

Siguenos el rastro 2.0

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed

Entradas recientes

Despiece carnívoro

Categorías

Logo somos carnívoros con las partes del tocino
http://twitter-widget.com/blog/packages/